Viernes, 23 de Abril de 2021
nº de visitas: 31441956
OPINIÓN
NOTICIAS POR LOCALIDAD

COMPARTIR


Foto
28-03-2021
OPINIÓN
BABEL
Mis queridos delincuentes
Por Alfredo Urdaci, periodista


Antes de abandonar su hibernación como vicepresidente, el señor Iglesias dijo que haría ese sacrificio para luchar contra los criminales. No se trataba de una ofensiva contra los delitos descritos en el código penal. Al fin y al cabo ha sido ese código el que le ha llevado a ser investigado en repetidas ocasiones por los jueces. Delincuentes son, en la terminología populista, todos aquellos que no votan contra su partido. Unos, los que resultan  elegidos, delinquen en grado máximo. El resto, los electores, lo hacen en grado de complicidad, o quizá de tentativa. Al escucharlo pensé que el populismo, que nació en España como un brote pugnaz,  ha envejecido con una insólita rapidez, y se ha convertido, en poco tiempo, en una parodia de sí mismo, en un chiste sin gracia ni crédito. Esa proclama, ejecutada por alguien con chalé en Galapagar (aunque ahora esté planeando cambiar su residencia) es una soflama que ve como algo fuera del tiempo, como si el ministro Illa, ex ministro y hoy desparecido, viniera ahora a advertirnos de los riesgos de una pandemia.

Cierta vez en La Habana, durante un viaje a Cuba, contraté los servicios de un taxista clandestino. El hombre manejaba un auto viejo para ganarse la vida. Pasados unos días de idas y venidas cogió confianza. Me explicó su vida. Tenía que conseguir dólares como fuera para comprar en las tiendas reservadas a la economía de la moneda norteamericana. Eran las únicas que tenían algún producto imprescindible, como el champú, o sujetadores de tallas variadas. Para hacerlo, tenía que incumplir la ley. “Todos aquí somo delincuentes, chico”, me advirtió, “es la única forma de vivir”. La delincuencia, en efecto, es la única forma de vida que promueve el populismo izquierdista. Así que intuyo que Iglesias se dirigía a sus votantes, sobre todo a ellos, con la certeza de que si llegara a gobernar, todos se verían reducidos a una clandestinidad áspera y sucia. Disfruten de la ley.



Comentarios
Queremos saber tu opinión

Si estás registrado, introduce a continuación tu usuario y contraseña. Puedesregístrarte aquí.
EMAIL
CONTRASEÑA


Si no recuerda su contraseña, pulse aquí para enviarle un recordatorio.



PERIODICO EN PDF
DESCARGAR
Descargar Acrobat Reader portada
PORTADA | POLITICA | SOCIEDAD | CULTURA | EDUCACION | MEDIO AMBIENTE | SALUD | DEPORTES | REPORTAJE | OPINION
Motor | Toros | Cine | Agenda cultural | La última | Humor | Callejero | Staff | Hemeroteca | Dossier comercial