Miércoles, 20 de Enero de 2021
nº de visitas: 30354314
OPINIÓN
NOTICIAS POR LOCALIDAD

COMPARTIR


Foto
26-12-2020
OPINIÓN
UNA PICA EN FLANDES
Sí, también en 2020 hay Navidad
Por Rafael Nieto, Doctor en Periodismo


También los "annus horribilis" como 2020 se terminan. Como se terminan las pandemias, y las crisis, y los gobiernos ilegítimos. Todo o casi todo pasa, y también en 2020 hay Navidad, porque Cristo nunca nos abandona, ni siquiera en tiempos de tinieblas, ni siquiera cuando parece que le hablamos y no hay respuesta.

Cuando el virus apareció de repente en España y vimos cómo de un día para otro quedaban entre paréntesis nuestros derechos y libertades fundamentales para evitar la propagación del virus, además de pensar en salvar el pellejo, nos hicimos una pregunta que aún retumba en nuestra memoria: ¿aprenderemos la lección? ¿Realmente este jaque mate a nuestro modo de vida, este aviso de corneta, este ultimátum con tufo apocalíptico nos hará reflexionar, corregir el rumbo, colocar lo primero en el primer lugar? Bien, la respuesta, claramente, es que no. No hemos aprendido la lección.


Este 2020 que toca a su fin ha puesto en evidencia todas nuestras contradicciones y miserias como sociedad. El mundo más intercomunicado y tecnológico de la Historia es también el que con más facilidad y rapidez traslada los virus desconocidos de una punta a otra del planeta. El que tiene los mejores hospitales, los mayores avances técnicos, los más avezados investigadores, es también el mundo que acorrala a sus ancianos en residencias que no merecen tal nombre, el que propala en redes sociales bulos mezclados con aparentes verdades y el que, en fin, muestra las miserias de gobernantes que, si ya eran incapaces de gestionar lo sencillo, estaba claro lo que harían si llegaba una catástrofe. Como así ha sido.


La pandemia debería haber cambiado esos patrones erráticos. Tendría que habernos hecho volver a las certezas de siempre: a la Fe, a la tradición, a las instituciones eternas como la familia, a las redes naturales de hermandad. Tendría que habernos dado la pauta para convertir una clase dirigente inepta y moralmente corrupta en otra verdaderamente patriota, generosa en la defensa del Bien Común, entregada al interés general y no al ombligo partidista. Pero para que todo eso hubiese ocurrido, la sociedad en su conjunto tendría que haberse dado cuenta de sus errores pasados. Y para poder reconocer un error, es necesario bajarse de la soberbia y actuar con humildad.


Por suerte, Cristo viene por Navidad, como todos los 25 de diciembre, también en este terrible 2020. Para traernos la Verdad eterna, la que nunca perece, la que nada ni nadie puede ensombrecer. Viene con la esperanza intacta para la Humanidad, porque es la esperanza de la salvación. Y por muchos años que pasen, por largos que se hagan los siglos, el mensaje de su redención es para todos los hombres de todas las generaciones. También para nosotros.


En esos pañales sencillos, en la ternura de María, en la bondad de José, en los pastores y los Reyes de Oriente, en la mula y el buey, en la humildad de esa cueva de Belén donde quiso Dios que naciera la Salvación del mundo, ahí están todas las respuestas que necesitamos en este tiempo sombrío que nos ha tocado vivir. No perdamos la esperanza ni la alegría. Si, incluso en 2020, también hay Navidad.


 



Comentarios
Queremos saber tu opinión

Si estás registrado, introduce a continuación tu usuario y contraseña. Puedesregístrarte aquí.
EMAIL
CONTRASEÑA


Si no recuerda su contraseña, pulse aquí para enviarle un recordatorio.



PERIODICO EN PDF
DESCARGAR
Descargar Acrobat Reader portada
PORTADA | POLITICA | SOCIEDAD | CULTURA | EDUCACION | MEDIO AMBIENTE | SALUD | DEPORTES | REPORTAJE | OPINION
Motor | Toros | Cine | Agenda cultural | La última | Humor | Callejero | Staff | Hemeroteca | Dossier comercial