Domingo, 29 de Noviembre de 2020
nº de visitas: 29726970
OPINIÓN
NOTICIAS POR LOCALIDAD

COMPARTIR


Foto
2-11-2020
OPINIÓN
AQUÍ SÍ HAY PLAYA
¡España tiene que salvarse!
Por Pedro Corral, Periodista y escritor. Diputado del PP en la Asamblea de Madrid


Como sucede en todas las tragedias, la epidemia del coronavirus ha sacado lo mejor del ser humano. Cuando pasados los años recordemos estos tiempos, nos quedarán siempre vivos en la memoria la entrega y sacrificio de tantos que lucharon en primera línea contra el virus, aun a riesgo de su propia vida.

Quizás sea esa página la más digna de recordar en esta catástrofe sanitaria, pero tampoco debemos olvidar a aquellos que, en medio de las dificultades, han decidido combatir también a otro importante adversario que podía contar como aliado del virus: el desaliento ante las dificultades, que conduce a la flaqueza y la resignación.

Eso es lo que ha hecho cada uno de los españoles en el puesto que le tocaba, afrontando su responsabilidad, su quehacer diario, sin dejarse vencer por el pesimismo absoluto que sobrevuela en estas terribles situaciones. Y aún tiene más mérito esto que digo cuando pudiera parecer que en España, el país más castigado del mundo en todas las marcas de la pandemia, no hubiera una sola razón para no caer bajo las garras de esa ave negra que se cierne sobre los restos de una batalla.

No quiero hoy repetir al lector lo que todos sabemos sobre la indolencia, la soberbia y la incompetencia del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que de todo esto ha hecho gala en estos duros meses, sometiendo a los españoles sin descanso a un fuego graneado de mentiras y manipulaciones. Lo que quiero es reconocer que, pese a todo esto, España no se ha rendido ni se rendirá.

Cuántas veces me ha asaltado en los días de incertidumbre de esta epidemia aquel último suspiro del viejo Unamuno, sentado ante la mesa camilla del salón de su casa en la salmantina calle de Bordadores aquella tarde del día de San Silvestre de 1936 en que falleció: “¡España se salvará porque tiene que salvarse!”. O aquellos versos del poeta peruano César Vallejo, de “España, aparta de mí este cáliz”: “…si la madre/ España cae -digo, es un decir-/ salid, niños del mundo; id a buscarla!…”.

Sí, amigos lectores, España tiene que salvarse porque cada día “hay un español que quiere/ vivir y a vivir empieza”, como cantaba Antonio Machado en ese poema de “Proverbios y cantares” del que tanto se recuerdan sus dos últimos versos: “una de las dos Españas/ ha de helarte el corazón”.

Me quedo con el valor de esa imprecación del viejo poeta al español que afronta la vida con decisión “entre una España que muere/ y otra España que bosteza”, como reconocimiento a quienes cada día salen hoy con empuje, con energía y con ilusión, aunque sean hechas jirones, incluso con el dolor por la pérdida de un familiar, un amigo o un vecino estimado, a mantener en pie este país, y que lo hacen por ellos mismos, por sus familias, por sus compañeros de trabajo o por sus clientes.

Ante tantos millones de ejemplos que tenemos a diario, que vemos todos en nuestras calles, en nuestros barrios, en nuestros pueblos, en nuestros lugares o reuniones de trabajo, no cabe pensar ni por asomo que España vaya a salir derrotada de esta terrible epidemia. No digo que vayamos a salir más fuertes, como aquella falaz campaña de autopropaganda del Gobierno de Sánchez e Iglesias, pues a la vista de la pretensión del PSOE y de Podemos en la mesa del Congreso pareciera que sólo fuera a salir más fuerte el sueldo de los diputados. Pero sí afirmo que España va a salvarse, y que los españoles están decididos a hacer de este desastre un antes y un después sobre su compromiso cívico en defensa de su nación, de su unidad, de su libertad y de su bienestar.

Porque ante quienes utilizan sin escrúpulos esta pandemia para el “cambio de régimen”, la inmensa mayoría de los españoles ve con más claridad aún si cabe la necesidad de proteger nuestros derechos y libertades y de reivindicar la continuidad histórica de nuestra nación. No es menos importante reclamar hoy, ante la política frentista que algunos gustan de cultivar, los valores del entendimiento y el diálogo para afrontar los cambios que necesitan nuestros engranajes competenciales con el fin de mejorar la respuesta ante futuras crisis como la que estamos viviendo.

De lo que estoy seguro es de que entre la España que unos quieren destruir y la España que bosteza indiferente ante tal pretensión, hay una tercera España numerosísima dispuesta a dar la cara a diario por la convivencia democrática, el respeto al pluralismo y el reconocimiento de la legitimidad del otro para ser también actor del progreso de la nación de todos y para todos que nos legaron nuestros mayores.      




Comentarios
Queremos saber tu opinión

Si estás registrado, introduce a continuación tu usuario y contraseña. Puedesregístrarte aquí.
EMAIL
CONTRASEÑA


Si no recuerda su contraseña, pulse aquí para enviarle un recordatorio.



PERIODICO EN PDF
DESCARGAR
Descargar Acrobat Reader portada
PORTADA | POLITICA | SOCIEDAD | CULTURA | EDUCACION | MEDIO AMBIENTE | SALUD | DEPORTES | REPORTAJE | OPINION
Motor | Toros | Cine | Agenda cultural | La última | Humor | Callejero | Staff | Hemeroteca | Dossier comercial