Lunes, 30 de Marzo de 2020
nº de visitas: 26753008
MOTOR
NOTICIAS POR LOCALIDAD

COMPARTIR


Foto
8-03-2020
ME GUSTA CONDUCIR
Niños en el coche, máxima seguridad
Por César Sinde, Periodista


Muchos padres, sobre todo primerizos, tienen dudas de cómo pueden llevar correctamente a sus hijos en el coche, qué silla elegir o cuándo pueden llevarlos en las plazas delanteras. La silla o Dispositivo de Retención Infantil debe cumplir una serie de requisitos: estar homologado y llevar la etiqueta que lo acredite. Además, el dispositivo debe elegirse siempre conforme al peso y estatura del niño. La edad no cuenta. Si tenemos dudas respecto a si determinadas marcas y modelos son seguros, lo mejor es consultar la guía del RACE sobre sillitas infantiles. Es un estudio que se actualiza periódicamente y al que se puede acceder en la propia página web del organismo.

Los niños de hasta 13 kilos -Grupo 0- pueden viajar en el asiento delantero, con la sillita en sentido contrario a la marcha y siempre que el airbag del acompañante pueda desconectarse. Para ello, los coches relativamente modernos ofrecen la opción de desconectar el airbag del copiloto. En aquellos modelos que no ofrecen esta opción, habrá que preguntar en el taller si lo pueden desactivar.


Una vez que el niño pase de los 13 kilos, ya no podrá volver a ir en el asiento delantero hasta que no mida más de 1,35 metros de estatura. No obstante, la DGT recomienda esperar a que el niño llegue a los 1,50 metros para que use la plaza del copiloto. Existen excepciones a esta prohibición: en coches biplaza -sin plazas traseras- los menores de 1,35 pueden viajar en el asiento del copiloto con su correspondiente silla adecuada a su talla y peso. Si necesitamos transportar a 3 niños menores de 1,35 metros de altura, podremos usar la plaza del copiloto si en el coche no caben tres sillas en la parte de atrás. En cualquier caso, los padres deben ser conscientes de que las plazas traseras son más seguras en caso de accidente que las delanteras. Aunque los niños ya midan más de 1,35 cuanto más tiempo vayan atrás, mejor para ellos. Además, dentro de las traseras, la del lado del copiloto es más segura que la del lado del conductor sobre todo en accidentes en vías de doble sentido en las que un coche del sentido contrario pueda impactar contra nosotros.


Los desplazamientos cortos no son excusa para descuidar la seguridad de los niños. La inercia no hace distinciones entre trayectos largos o cortos. Por muy cerca que esté el lugar de destino, la posibilidad de tener un accidente siempre está ahí. Hay que recordar que en caso de impacto frontal, lateral o vuelco, si los niños no van en su sillita correctamente sentados y sujetos, saldrán despedidos y sufrirán lesiones graves o incluso, pueden morir.


Para que los Sistemas de Retención Infantil puedan hacer bien su trabajo, es importante minimizar la cantidad de ropa entre el cinturón y el cuerpo del niño. Es mejor quitarles el abrigo y taparles con con una manta por encima que sentarles en la sillita con el abrigo puesto. Además, existen trucos para calentar el coche lo más rápido posible. Nada más arrancar el coche, pondremos la temperatura de la calefacción al máximo y el ventilador al mínimo. De esta forma, aprovecharemos todo el calor que el motor va generando en los primeros minutos tras el arranque. Si ponemos el ventilador al máximo de potencia, lo único que conseguimos es meter una gran cantidad de aire frío del exterior en el interior del coche.


Con nuestra forma de conducir también podemos incrementar nuestra seguridad y, por tanto, la protección a nuestros hijos. Por ejemplo, evitando las carreteras secundarias todo lo que nos sea posible. Las autopistas o autovías son carreteras más seguras por el mero hecho de que los dos sentidos de circulación están separados, lo que prácticamente evita el riesgo de choque frontal.


Aumentar la distancia de seguridad con los vehículos que nos precedan siempre es una buena pauta de conducción ya que nos da más margen de reaccionar en caso de emergencia. Ni que decir tiene que hay que respetar los límites de velocidad e, incluso, circular 10 km/h por debajo de los mismos para que en caso de accidente las consecuencias sean menores. El buen estado de mantenimiento del coche es otra norma a seguir escrupulosamente para maximizar nuestra seguridad y la de nuestros hijos. Sobre todo en los elementos básicos de seguridad: el dibujo de los neumáticos no puede tener una profundidad inferior a 1,6 milímetros, no deben tener cortes o ‘mordiscos’ y deben llevar la presión de aire correcta. Las pastillas, discos de freno y amortiguadores deben estar en perfecto estado. Además, todas las luces del coche deben funcionar: cruce, posición, antiniebla e intermitentes.



Comentarios
Queremos saber tu opinión

Si estás registrado, introduce a continuación tu usuario y contraseña. Puedesregístrarte aquí.
EMAIL
CONTRASEÑA


Si no recuerda su contraseña, pulse aquí para enviarle un recordatorio.



PERIODICO EN PDF
DESCARGAR
Descargar Acrobat Reader portada
PORTADA | POLITICA | SOCIEDAD | CULTURA | EDUCACION | MEDIO AMBIENTE | SALUD | DEPORTES | REPORTAJE | OPINION
Motor | Toros | Cine | Agenda cultural | La última | Humor | Callejero | Staff | Hemeroteca | Dossier comercial